Translate

16 abril, 2012

MASACRE EN TOLOUSE – Un pedido especial de Java Sandler

Una súplica de la Sra. Java (Eva) Sandler de Toulouse para traer más luz al mundo.

Mi corazón está roto. Soy incapaz de hablar. No hay manera de que yo sea capaz de expresar el profundo dolor que me consume por el asesinato de mi querido esposo el Rabino Jonathan, el de nuestros hijos, Aryeh y Gavriel y el de Miriam Monsonego, hija del dedicado director de Otzar Hatorá, el Rabino Yaakov Monsonego.

Que nadie tenga que soportar tanto dolor y sufrimiento.

El espíritu del pueblo judío jamás podrá ser extinguido.

Debido a que muchos de ustedes, mis queridos hermanos y hermanas en Francia y en todo el mundo, se están preguntando qué pueden hacer en mi nombre, en nombre de mi hija Liora, en nombre de las almas de mi querido esposo y de mis hijos, creo que por muy difícil que sea, me corresponde a mí responder a sus ruegos.

La vida de mi esposo estuvo dedicada a la enseñanza de la Torá. Nos mudamos de regreso al país donde nació para ayudar a los jóvenes a acercarse y a aprender la belleza de la Torá. Él fue realmente un buen hombre, amoroso, generoso y desinteresado. Era sensible a todas las criaturas de Di-s, siempre en busca de distintas maneras de descubrir la bondad de los demás.

Él y yo criamos a Aryeh y Gavriel para vivir en el sendero de la Torá. ¿Quién hubiera imaginado que su tiempo en la Tierra sería tan corto? ¿Cómo hubiera sabido lo corto que sería el tiempo que yo, su madre, estaría con ellos?

No sé cómo haremos los padres de mi esposo y su hermana y yo para encontrar el consuelo y la fuerza necesarios para seguir adelante, pero sé que los caminos de Di-s son buenos, y que Él nos revelará el camino y nos dará la fuerza para continuar. Sé que sus almas santas permanecerán con nosotros para siempre y sé que muy pronto llegará el momento, con la llegada del Mashíaj, en que estaremos juntos nuevamente.

La fiesta de Pesaj se acerca. Para celebrar el Seder, la fiesta de nuestra libertad, les pido, por favor, que inviten a una persona a sus hogares para que todos tengan un lugar en un Seder para celebrar la fiesta de nuestra libertad.

Creo profundamente en las palabras del versículo: "D-os ha dado y Di-s ha quitado, bendito sea el Nombre de D-os". Doy las gracias al Todopoderoso por el privilegio, a pesar de lo corto que fue, de criar a mis hijos junto con mi esposo. Ahora, el Todopoderoso los quiere de vuelta con Él.

Para todos aquellos que deseen llevar consuelo a nuestra familia y alegría a las almas de los que han partido: Continuemos su vida en esta Tierra.

Padres, por favor, dénles un beso a sus hijos. Díganles cuánto los aman y cuánto quieren de corazón que ellos sean ejemplos vivientes de nuestra Torá, cuánto desean que vivan imbuidos en el temor de los cielos y en el amor a sus semejantes.

Por favor, aumenten el estudio de la Torá, ya sea individualmente o junto con su familia y amigos. Ayuden a otros, a quienes les cueste trabajo lograr esto solos.

Pido por favor que traigan más luz al mundo al encender las velas este Shabat y las de todos los viernes por la noche. (Por favor, hacerlo un poco antes de los horarios publicados como una manera de agregar santidad a nuestro mundo.)

Junto a las lágrimas que derramamos por el sufrimiento de nuestra esclavitud en Egipto hace muchos años, hoy derramamos otras lágrimas, aquellas que brotan cuando “en cada generación” nos encontramos con personas con las que convivimos y quieren destruirnos

Ante estos horribles actos, todos expresamos en voz alta y clara: "Di-s nos salve de sus manos".

El espíritu del pueblo judío nunca podrá ser extinguido, su conexión con la Torá y sus mandamientos jamás podrán ser destruidos.

Sea la voluntad de Di-s que a partir de este momento, solo sepamos de felicidad.

Envío mis más sentidas condolencias a la familia Monsonego por la pérdida de su hija Miriam y oremos por la pronta recuperación de Aharon ben Leah que resultó herido en el ataque.

La SNNA solicita el rechazo del proyecto de ley presentado por el diputado López Chávez

Secretaría de la Niñez solicita el rechazo al proyecto de ley del diputado López Chávez.
El diputado José López Chávez, preocupado (según sus propias manifestaciones) por la “seguridad ciudadana”, propone llevar a la discusión en el recinto parlamentario algunas ideas que perjudican directamente la relación entre el Estado y la infancia y adolescencia como sujetos sociales de derechos, retrocediendo a tiempos en que los Estados no consideraban "personas" ni "ciudadanos" a los niños, niñas y adolescentes y no asumían su responsabilidad en la protección y promoción de sus derechos. Algunas de las propuestas que el diputado desea someter al análisis y la discusión de sus pares buscando, debemos suponer, la aprobación parlamentaria, son la disminución de la edad de responsabilidad penal a 12 años y la apertura de “reformatorios” o incluso la utilización de sedes militares para albergar o depositar a adolescentes e incluso niños y niñas.

Ante esta situación, que no es novedosa estrictamente hablando pues ya existieron en años anteriores los mismos deseos e incluso algunas iniciativas en el mismo sentido, la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) -en su carácter de organismo estatal responsable de impulsar y coordinar las políticas públicas de infancia y adolescencia- considera imperioso posicionarse en contra de este proyecto de ley y cualquier iniciativa similar.

En primer término, la SNNA recuerda que el Código de la Niñez y la Adolescencia, Ley 1680/01, es el instrumento normativo que crea e instituye en su libro V un sistema penal especializado, acorde con los principios establecidos por la Convención Internacional de los Derechos del Niño ratificada por el Paraguay según Ley 57/90, la que dispone que los Estados partes tomarán todas las medidas apropiadas para el dictado de leyes que establezcan una edad mínima antes de la cual, se presumirá “que los niños no tienen capacidad para infringir las leyes penales”.

La imputabilidad en sí misma es el resultado de un proceso de socialización, en el que el individuo va desarrollando una serie de facultades que le permiten conocer las normas que rigen la convivencia en el grupo al que pertenece y regir sus actos de acuerdo con dichas normas. El legislador establece un criterio cronológico, a pesar de que este proceso no es igual en todas las personas así como tampoco es algo estático, sino que va cambiando sin poder determinarse exactamente hasta cuándo. Es así que se establece una determinada edad, sobre la base de la pedagogía, sicología y otras ciencias, para considerar que el sujeto puede ser responsable penalmente, salvo defectos o alteraciones psíquicas.

La franja etárea de 14 a 17 años es considerada como parte de la evolución cronológica que aún se encuentra en desarrollo, por carecer el ser humano del desarrollo total de rasgos psicológicos y la personalidad, es por ello que la imputabilidad es todavía pasible de modificaciones, en forma paralela a la maduración física y psíquica de las personas , y no sólo las facultades psíquicas e intelectuales, sino el ambiente familiar, económico y social inciden en el proceso incluso más fuertemente que las propias facultades individuales.

Restar años a este proceso sería castigar a los niños y niñas (porque a los doce legalmente aún lo son), por la falta de madurez suficiente, cuando esto no depende de ellos, ya que el tiempo no ha sido suficiente y la muchas veces insuficiente incapacidad del Estado de proveerle de la cobertura de sus necesidades básicas (salud, educación, alimentación, etc.) ha contribuido a la poca o nula evolución favorable hacia la madurez, como para que el niño tenga lo necesario para responder a los sistemas de control social, formal e informal. De ahí el origen de la palabra "responsabilidad". Por todo ello prima el principio del interés superior del niño y del adolescente, siendo el elemento principal a los efectos penales su condición de persona en desarrollo.

02 abril, 2012

Islas Malvinas- 2 de Abril de 1982- 2 de abril de 2012




Con el Mismo Amor, las Sabemos Nuestras.


Amaneció el 2 de Abril con la noticia, Argentina recuperó las Islas Malvinas, desde los medios se llamaba a la Plaza de Mayo para apoyar la gesta, del Gobierno de la Dictadura, el Presidente era Galtieri.






La sensación de incredulidad y desconfianza fue lo primero que asomó, …como podía ser, que los milicos se mandaran esto?, eran socios del Imperio, aliados, estaban mandando gente a Centroamérica para combatir en contra de los Pueblos de el Salvador y Nicaragua, acá las desapariciones no paraban, el “aporte” que hicieron en fue instruir y ejecutar, torturar, sabotajes, asesinatos, enseñaron la forma de combatir que mejor les salía.


Una mezcla de sensaciones y emociones intensas se sentía en el aire, pasado el tiempo y ante la certeza de la toma por parte de Argentina, (raro esto de sentir que pertenecíamos, a la Argentina, cuando en realidad éramos una Nación “ocupada”) en las conversaciones de barrio, surgía el alivio de saber que los milicos se iban a entretener con otro hueso, por un rato, fue el tiempo de las evaluaciones políticas, del significado de esta “guerra”, que nos ponía entre la espada y la pared, ya que por más repudiable que fuera el gobierno, la Causa Malvinas era de tod@s.

Fuimos miles a la Plaza, la misma que nos fuera negada apenas días antes, el 30 de marzo de 1982, decenas de miles de personas respondieron a la convocatoria de la CGT-Brasil para exigir democracia en la Plaza de Mayo y varias otras ciudades del país. La movilización generó una severa represión, con miles de detenidos y un grave deterioro del régimen militar.

“El 27 de abril de 1979 "Los 25" declaran la primera de una serie de huelgas generales contra la dictadura. En noviembre de 1980 "Los 25" reconstituyen la CGT pese a su ilegalización explícita, siendo conocida como CGT-Brasil. El 22 de julio de 1981 se realizó la segunda huelga general contra el gobierno militar declarada ahora por la CGT-Brasil. El 7 de noviembre la CGT-Brasil (dirigida por Saul Ubaldini) convoca a la primera manifestación abierta contra la dictadura aprovechando la tradición anual de marchar hacia la iglesia de San Cayetano (Santo del Trabajo)”

http://es.wikipedia.org/wiki/Confederaci%C3%B3n_General_del_Trabajo_de_la_Rep%C3%BAblica_Argentina



Después que decantó la espuma del comienzo, la realidad se hizo patente, otra vez lo mejor de “nosotros”, fue sometido a la barbarie e incapacidad de quienes habían usurpado el Poder, llego la humillante rendición incondicional del pérfido Aztiz.

En la única oportunidad que tuvo de ejercer como soldado, hizo lo que mejor le sale claudicar y salvar el pellejo, es que ahora, enfrente no tenía mujeres indefensas, u hombres mal heridos y privados de su libertad, para demostrar “su coraje”.

Astiz se rinde incondicionalmente ante los ingleses




Hasta el final, el Pueblo sostuvo la Guerra, de todas las maneras posibles, donaciones, cartas a los Soldados, ofrecimientos de voluntarios para ir a las Islas, todo lo puso el Pueblo, sin distinción, en las Islas no era así, la camarilla de oficiales cobardes, no dudaron en hacer valer sus privilegios, aun en medio del combate, torturas a Soldados, robo de comida y pertrechos, falta de capacidad ante el enemigo y flaqueza moral, esos eran los custodios del “Ser Nacional”.








En medio de tanta miseria, destellaron los valientes, fueron también oficiales, soldados, personal de seguridad, que más allá del limite humano dieron todo, absolutamente todo, muchos quedaron allá, otros, al llegar fueron aislados bajo el manto de hipocresía y olvido.





2 de Abril de 2012

Discurso de Cristina Fernandez de Kirchner en Usuhaia

Al iniciar su mensaje, Cristina dijo que “venimos a ofrecer el reconocimiento a los hombres que lucen sobre sus pechos las medallas y condecoraciones que supieron conseguir con honor y valor en el campo de batalla”.

Indicó que además “venimos en memoria de los cientos de jóvenes que vinieron a combatir aquí y dieron sus vidas” tras lo cual se preguntó “por qué será que la Historia siempre se lleva a los jóvenes en los momentos difíciles”.
“Por eso –agregó- mi reconocimiento a esa juventud que marchó a las islas sin preparación, sin los pertrechos suficientes, sin la formación, y muchos con miedo” pese al cual combatieron hasta el final.

Subrayó la necesidad no sólo de la memoria y del homenaje, sino también de “la verdad”, y por ello mencionó que cuando dispuso desclasificar el Informe Rattenbach fue “porque los muertos, sus familiares y el pueblo nos debíamos la verdad acerca de lo que había sucedido, y que esa verdad fuera reconocida por la Argentina y por el mundo”.

“Una verdad dolorosa –dijo- pero también una verdad encendida de gestos heroicos que se conocieron con valores inenarrables, y también con cobardías e injusticias inéditas”.

La guerra iniciada el 2 de abril, recordó, “no fue una decisión del pueblo argentino; ni siquiera estaba detrás de ella el intento válido de ejercer soberanía y rechazar el colonialismo”, sino que detrás del inicio del conflicto “estaba apenas un intento de lo que muchas veces nos acusan a los políticos, que es el de perpetuarse en el poder”.

“Que el Reino Unido pretenda hacernos creer que aquella fue una decisión del pueblo argentino” es un fuerte error, sostuvo.

Afirmó que “hoy leía que el primer ministro británico decía que se había atacado la libertad de los isleños” pero “parece ser –continuó- que no estaba enterado de que también estaba confiscada en ese momento la libertad de todos los argentinos”.

Indicó que esos “justificativos” del gobierno inglés “cada día parecen más absurdos, más ridículos, más inverosímiles ante los ojos del mundo” ya que en la Argentina, la defensa de los derechos humanos “es una política de Estado”.
Dijo que a la necesidad de “memoria y verdad” sobre lo ocurrido en las Islas, le agrega la de “justicia”, por cuanto “es una injusticia que en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves coloniales como el que tenemos aquí, a muy pocos kilómetros de distancia”.

“Reclamamos justicia –siguió- también para que no sigan depredando nuestro medioambiente, nuestros recursos naturales ictícolas y petroleros; justicia para que se respete la integridad territorial”.

Agregó que también se requiere “justicia para los caídos en combate que aún no han podido ser identificados” y por eso reveló que “el viernes pasado, en mi carácter de Presidenta, he dirigido una carta al titular de la Cruz Roja Internacional para que tome las medidas necesarias e interceda ante el Reino Unido para poder identificar a los hombres argentinos, y aún a los ingleses, que no han podido ser identificados, porque cada uno merece tener su nombre en una lápida”.

“La guerra no se debe conmemorar: debemos rendir homenaje a los que murieron también del otro lado, porque eso los convierte en ciudadanos universales”, indicó, aludiendo a los fallecidos ingleses en el combate en el archipiélago.

Sostuvo la Presidenta que “las guerras sólo traen dolor, subvierten el orden natural, que es que los hijos entierren a sus padres; trae atraso, odio” y “por eso los argentinos, que hemos sido víctimas de muchas guerras internas y de las otras, nos hemos convertido en abanderados de la paz”.

Reclamó además “justicia para que se cumpla el derecho internacional, porque no es posible que solamente puedan violar los derechos los que son poderosos y están sentados en un sillón del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Advirtió que “jamás habrá orden internacional, ni derecho internacional, ni seguridad internacional, hasta que todos y cada uno de los países que integran las Naciones Unidas respeten todas y cada una de sus resoluciones”.

“Parece ser –advirtió- que hay resoluciones de primera y de segunda; de primera, las que llevan adelante los países que se sientan en el Consejo de Seguridad, y de segunda los que que a pesar de haberse aprobado órdenes en reiteradas oportunidades, se siguen incumpliendo”.

Sin ello, “va a ser muy difícil la paz en el mundo”.
Insistió en la necesidad de que todo el Continente Americano sea una “zona desmilitarizada”

Acotó que las voces “minoritarias” que “intentan desmerecer el reclamo de soberanía, les digo que si fuera por cuestiones económicas, ese argumento no se nos puede aplicar a nosotros, y sería mucho más aplicable al Reino Unido”.
Reiteró que “lo que estamos reclamando no es ninguna otra cosa que el diálogo entre ambos países para discutir la cuestión de la soberanía, respetando el interés de los isleños, tal cual reza textualmente la resolución de la ONU”.

Destacó el “amor y el cariño” con que los argentinos y los latinoamericanos en general reciben a todas las personas de otras naciones que desean habitar esos suelos”.

“Entonces –agregó- cómo no vamos nosotros a respetar no sólo los intereses de los isleños, sino de todos los habitantes, pues no hacemos distinciones”.